¿Qué es el peering?

El peering es el intercambio de tráfico entre dos o más redes independientes para un beneficio mutuo. Seguramente, esta definición no diga mucho para alguien que no sea un experto en la materia y es que el usuario final de Internet recibe el resultado de acciones tan sencillas como cargar una página web en cuestión de segundos.

¿Pero qué hay detrás? Detrás de todo un proceso que parece tan simple está el peering. El enviar una solicitud desde un dispositivo (como por ejemplo el acceso a un sitio web) significa que entre el usuario final y esa web se realiza una conexión que es enrutada desde un proveedor de red hasta otro proveedor de red y teniendo como destino el receptor correcto, este deberá procesar la petición y enviar la información de vuelta a nuestro dispositivo.

El peering da nombre a la frase tan mítica de “Internet es la red de redes”. En efecto, para navegar por Internet se necesita un intercambio de tráfico que, actualmente, se lleva a cabo en cuestión de segundos. De un punto a otro del mundo y a una velocidad increíble unas redes interactúan con otras, de forma privada (de una red a otra) o también pública, a través de los puntos neutros en donde pueden convergir hasta 600 redes.

Beneficios de los puntos neutros (Peering público)

La impaciencia de los usuarios juega un papel fundamental a la hora de que las empresas de telecomunicaciones hayan querido y quieran proporcionar la mejor experiencia con una velocidad de carga óptima y sin esperas.

En este sentido, el peering público mediante puntos neutros de Internet de centros de datos como los de Interxion ayudan también a que existan esas mejoras de rendimiento de la red tan necesarias y disminuyendo la latencia para el usuario final.

DestacadosNoticias

Comments are disabled.